sábado, 27 de agosto de 2016

Cada día estamos más cerca de la perfección: hemos conseguido que nos sorprenda la bondad, que la honradez nos resulte sospechosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario