miércoles, 30 de marzo de 2016

Aunque parezca mentira, uno puede acostumbrarse a contemplar las cosas con una mirada que no le pertenece, caminar con la sensación de haber sido suplantado. Lo único propio que permanece es justamente esa conciencia de la usurpación. Ese que acude, cada vez más silencioso, a cumplir los compromisos del otro, lo hace ya con naturalidad, de tal manera que desde fuera nadie percibe la diferencia.

martes, 29 de marzo de 2016

domingo, 27 de marzo de 2016

A la soledad interior se acostumbra uno pronto. La que más duele es la que viene con nombre propio. Sólo se alivia con la presencia o el olvido. En este último caso, para volver al redil de la que ya teníamos.

sábado, 26 de marzo de 2016

Resolverás el enigma si descifras el laberinto que han trazado sobre la tierra las huellas de aquel mirlo. Estaré esperando en la salida.

viernes, 25 de marzo de 2016

Quizá detrás de la máscara no estemos nosotros si un día, por azar o por descuido, nos atrevemos a arrancárnosla.

jueves, 24 de marzo de 2016

Contra la incertidumbre, ¿no hay otro antídoto que la deserción, otra anestesia que la renuncia?

miércoles, 23 de marzo de 2016

martes, 22 de marzo de 2016

Hay momentos que parecen no tener final: el calor del verano, las noches de insomnio, el silencio misterioso de las montañas, aquel dolor que estuvo a punto de aniquilarnos, esta alegría inesperada. Por eso nos queda siempre una sensación de pérdida cuando las cosas dejan de interesarnos o cuando partimos de un lugar donde sentimos, con todo el cuerpo, que la felicidad era posible.

lunes, 21 de marzo de 2016

Cuando vuelvas a mirar puede haber desparecido el mirlo que picoteaba en tu ventana, pero no el milagro que anunciaba.

domingo, 20 de marzo de 2016

El engreimiento convierte al hombre en un estúpido, y la estupidez no merece el esfuerzo de una respuesta.

sábado, 19 de marzo de 2016

miércoles, 16 de marzo de 2016

He matado, con un golpe involuntario de la uña, un insecto que andaba incordiando en la pantalla del ordenador. Quizá buscaba su acomodo en el mundo, como cada uno de nosotros. No diré que he sentido culpabilidad. Pero sí una cierta sensación de abismo: el relámpago de la fragilidad que esconde toda forma de vida. La muerte es también así para los hombres. Un dedo que de pronto nos aplasta.


lunes, 14 de marzo de 2016

De vez en cuando es necesario escuchar con atención los argumentos de los bárbaros para que no se nos olvide que pertenecemos a la misma especie.

sábado, 12 de marzo de 2016

Tal vez sea esa la palabra clave: desasimiento. Las almas que lo padecen se reconocen allá donde se encuentran, sin necesidad de explicaciones, con el temblor certero de una sola mirada. Permanecer en la realidad año tras año, minuto a minuto, con esa sensación de que la tierra se mueve bajo los pies o puede el cuerpo desarmarse en cualquier momento y desaparecer como el agua por una alcantarilla. Tampoco es fácil el esfuerzo de no someter a los demás, que de nada son culpables, a afrontar el vértigo de ese abismo, a hacerse cargo de esa inconsistencia. Bastante tiene cada uno con lo suyo. Pero hay en esta manera de sentir el mundo una capacidad casi inhumana de percepción de las cosas fundamentales, el dolor y la alegría. La plenitud que de vez en cuando se alcanza es inenarrable. Quisiera uno demorarse en eso, como también prefiere beber el acíbar con plena conciencia, sin escurrir el bulto, porque también en el dolor late la vida. Y nada aman esas almas más que la vida.

viernes, 11 de marzo de 2016

Cuando ellos dicen que, ante las dificultades, todos tenemos que arrimar el hombro, se refieren a nosotros.

jueves, 10 de marzo de 2016

Si un rico fracasa, se dice que toma la decisión de cambiar de estrategia para volver a serlo. Sólo tiene que hablar con su banquero. Si lo hace un pobre es que no ha puesto toda la carne en el asador, se ha acomodado, le falta coraje, se ha rendido. Los pobres no toman decisiones: nadan contra la corriente, sacan la cabeza para tomar aire, no pueden dejar de bracear.

miércoles, 9 de marzo de 2016

Hemos llegado a la cima. Se acabó la incertidumbre. El mundo ha alcanzado la perfección al identificar la moral con la solvencia económica. Tanto tienes...

domingo, 6 de marzo de 2016

Algunas mañanas, sin motivo, la vida se complace en el juego de recordarnos que la precariedad es su médula.

sábado, 5 de marzo de 2016

El dinero ha adquirido tal importancia que hoy en día puede decirse que, por fin, es oro (nada más) todo lo que reluce.

viernes, 4 de marzo de 2016

Cuando un hombre levanta su casa ladrillo a ladrillo durante años y un terremoto o un incendio la reducen a escombros en un segundo, con toda su vida dentro, ¿a quién le atribuimos el fracaso?

jueves, 3 de marzo de 2016

No debería preocuparnos envejecer, basta con dar las gracias. Todo el tiempo que perdemos en lamentar lo inevitable se lo robamos a la vida.

miércoles, 2 de marzo de 2016

¿Todo el mundo siente en algún momento la certidumbre de estar cayendo? ¿Todo el mundo se recupera?

martes, 1 de marzo de 2016

La soledad distribuye las cartas con las que juegan al mus la paciencia, el tiempo, el sueño y el silencio.