jueves, 19 de marzo de 2015

Sigues concediéndole al azar el privilegio de abrir y cerrar las puertas.

1 comentario:

  1. Es el temor, querido Ulpiano, el que le concede al azar todos los privilegios...y el azar, que sabe jugar casi todos juegos, te deja creer que tiene las llaves de tu vida.

    ResponderEliminar