jueves, 15 de junio de 2017

Qué pocos días el tiempo pasa al ritmo que nos gustaría. Se ralentiza cuando la vida nos duele, le entran las prisas cuando nos ve felices. El resto –¿deberíamos pensarlo?– viene a ser lo que llamamos tiempo muerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario