miércoles, 14 de junio de 2017

Cuando el alma pierde toda esperanza de comprender vuelve sus ojos a los escenarios brumosos de la niñez. Siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario