sábado, 4 de febrero de 2017

Las líneas de la vida no están escritas en la palma de la mano. Las va trazando, siempre un poco borrosas, el indeciso discurrir de nuestros pasos en la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario