sábado, 29 de octubre de 2016

Seguimos caminando porque creemos, en lo más hondo, que por fin va a sorprendernos la paz en la próxima revuelta del camino. ¿Cómo soportaríamos la vida sin esa esperanza irracional que supera todas las barreras de nuestro escepticismo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario