lunes, 4 de julio de 2016

Quien se ha atrevido a mantener los ojos abiertos ante el resplandor de la belleza está condenado al estremecimiento. Será derrotado una y mil veces, pero no se rendirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario