jueves, 30 de junio de 2016

Lo difícil no es abrazar la libertad, que es pura seducción, sino soltar amarras. No cuesta tanto irse como cargar con los recuerdos que, a medida que nos alejamos, afloran a la superficie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario