sábado, 16 de enero de 2016

No es fácil entregarse cuando quien nos pisa los talones no desea alcanzarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario