viernes, 18 de diciembre de 2015

Las condiciones más difíciles de asimilar son las que no figuran en ningún acuerdo explícito pero actúan, implacables, sobre la vida cotidiana. Mencionarlas nos convierte en culpables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario