martes, 5 de mayo de 2015

Quizá encuentres tu lugar cuando te desabroches los zapatos sin haber escuchado en todo el día la pregunta: ¿qué estoy haciendo aquí?

No hay comentarios:

Publicar un comentario