miércoles, 22 de abril de 2015

Deja siempre un cabo suelto que te permita recobrar la confianza en el último segundo. Nada es definitivo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario