jueves, 23 de febrero de 2017

Nunca pudo saber la misión que sus manos cumplían en el huerto, pero siguió sembrando y cosechando sin preguntarse nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario