viernes, 9 de septiembre de 2016

Cuando se estudia la incidencia de una enfermedad sobre la población, se hace siempre hincapié en el perjuicio económico que supone para las instituciones sanitarias. No sé si la solución que se propone es abolir los hospitales o que los pacientes sean razonables y se mueran rapidito. Sin levantar sospechas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario