martes, 12 de abril de 2016

La ternura casi nunca cuenta. Pesa más en la balanza el brillo de otras cosas. Aunque sólo sea brillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario