viernes, 29 de abril de 2016

Aunque a veces pierda el rumbo, o lo parezca, en el bosque de la realidad, el corazón del lobo siempre encuentra su latido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario