viernes, 25 de marzo de 2016

Quizá detrás de la máscara no estemos nosotros si un día, por azar o por descuido, nos atrevemos a arrancárnosla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario