sábado, 19 de marzo de 2016

No hay contestación más rotunda que el silencio. Para bien y para mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario