miércoles, 10 de febrero de 2016

Nadie puede afirmar que mañana recordará su nombre, el lugar donde nació, el rumbo de sus pasos. Vivir es aceptar el espejismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario