domingo, 31 de enero de 2016

El secreto de la mirada de los niños es la intensidad. El objetivo de la “educación”, apagar ese fulgor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario