martes, 14 de julio de 2015

El desamparo que atisbamos en la mirada de un desconocido nos conmueve, quizá, porque la reconocemos. En algún momento ha sido la nuestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario