lunes, 9 de febrero de 2015



Cuando el bullicio sea tan grande que te impida caminar, échate una vez más a la cuneta y aguarda pacientemente a que vuelva la calma. A todos los ejércitos les llega el día de la derrota. En toda caravana hay una última carreta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario