martes, 1 de noviembre de 2016

La violencia de la especie, tan sofisticada, tan constante, ¿es un empecinamiento incurable o un fruto necesario de la evolución? ¿Sólo desaparecerá con ella? ¿Vale la pena?

No hay comentarios:

Publicar un comentario