viernes, 4 de agosto de 2017

Se puede comprender, aunque haga daño, que el dinero separe a las personas. Lo repulsivo es que las junte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario