martes, 4 de julio de 2017

Si la vida se presenta sin disfraces, desnuda, podemos hacer dos cosas: huir para no perder el equilibrio o entregarnos. La decisión es siempre nuestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario