viernes, 7 de julio de 2017

La soledad nunca falla, siempre se alegra de vernos, nos recibe dando saltos de alegría y meneando el rabo, como si fuera un perro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario