miércoles, 21 de junio de 2017

Con los fragmentos de conversaciones que uno se ve obligado a escuchar desde que se ha generalizado el uso del móvil, se puede radiografiar el vacío de nuestra época. Y, con un poco de talento y bastante cara dura, hacerlo pasar por una novela innovadora y rupturista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario