domingo, 14 de mayo de 2017

La costumbre de caminar nos hace menos vulnerables a los disparos de los cazadores. No te detengas, lobo, siempre hay alguno al acecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario