miércoles, 31 de mayo de 2017

El río tranquilo de las palabras puede derivar en súbito desbordamiento. No siempre es posible ponerse a salvo, asirse a una rama del único árbol que se mantiene en pie: la confianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario