miércoles, 24 de mayo de 2017

Deja en libertad al corazón o acabará por internarse en el bosque para sentirse a salvo. Ni tú mismo escucharás entonces sus latidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario