miércoles, 25 de enero de 2017

Si no tienes cerca a alguien que amanece cada día con la mano tendida y el sol de una sonrisa alrededor de su primera mirada, ni siquiera tienes que preguntarte qué le vas a reclamar al mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario