domingo, 15 de enero de 2017

Mi entusiasmo es un despilfarro, un aluvión de agua que no encuentra cauce. Por eso no se rinde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario