jueves, 29 de diciembre de 2016

¿De verdad creen que es posible eludir el fracaso, que vale la pena vivir hurtándole el cuerpo a ese viento tenaz que sopla, antes o después, en mayor o menor medida en función de las circunstancias, el azar y las ambiciones de cada cual, en la vida de todos los hombres? Sólo es un contratiempo del que hay que levantarse. Una palabra. Lo que importa es el paso siguiente, siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario