jueves, 17 de noviembre de 2016

La risa, bendita sea, es la moneda de cambio de los pobres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario