martes, 4 de octubre de 2016

Detrás de cada rostro, aunque su expresión parezca definitiva, late más de una sorpresa. Sólo hay que aprender a desvelarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario