martes, 13 de septiembre de 2016

Si comprendiéramos que todo puede perderse de un día para otro, quizá ganáramos algo muy valioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario