lunes, 29 de agosto de 2016

En la soledad sólo se escuchan las voces que llegan al alma sin estruendo. Con la familiaridad de las olas. Porque vienen a quedarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario