sábado, 20 de agosto de 2016

Aceptar la inconsistencia de la vida sin renunciar a sonreír ante la milagrosa plenitud de cada día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario