miércoles, 6 de julio de 2016


Cuando el miedo se apodera de la casa hay que abrir las ventanas. Para airear el alma. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario