sábado, 2 de julio de 2016

La duda, frente a la más profunda de las convicciones, goza de una ventaja: no llega a decepcionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario