sábado, 23 de julio de 2016

En el corazón de quienes han de enfrentarse a diario a la desgracia hay una predisposición a la alegría de la que nada saben los que lo han tenido todo.

1 comentario: