lunes, 18 de julio de 2016

Debajo de las palabras, enterrado, espera su turno el balbuceo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario