domingo, 12 de junio de 2016

Lo que priva de carácter al rostro de un hombre que se dice plenamente feliz es su inexpresividad casi absoluta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario