sábado, 23 de abril de 2016

¿Para qué sirve la lluvia que contemplabas en la infancia, el mar que te bañaba, el sueño que te sostiene? ¿Para qué sirve una amapola en la cuneta? ¿De verdad no lo saben?

No hay comentarios:

Publicar un comentario