jueves, 3 de marzo de 2016

No debería preocuparnos envejecer, basta con dar las gracias. Todo el tiempo que perdemos en lamentar lo inevitable se lo robamos a la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario