lunes, 29 de febrero de 2016

Sólo equivocándonos podemos saber que estábamos en un error. ¿Es tan sencillo como parece?

No hay comentarios:

Publicar un comentario