martes, 2 de febrero de 2016

La mala noche. Quién cuidará de la vida mientras llegan las pinceladas del alba hasta el balcón, cuando las cosas empiezan, porque les da la luz, a desentumecerse, y el mundo, que ha vivido agazapado en la sombra como en una trinchera, se acicala de nuevo y nos sonríe con la clara intención, que ni siquiera oculta, de volver a seducirnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario