domingo, 24 de enero de 2016

Lo efímero es engañoso, puede ser un disfraz: perdura dentro de mí con vocación de trascendencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario