domingo, 6 de diciembre de 2015

Me llena de estupor la reacción que provoca el miedo en algunas personas. Buscan una excusa, una interpretación que justifique el estallido de la violencia. Escucho su avance casi imperceptible y guardo silencio hasta que lo veo pasar; por suerte, con las maletas todavía a medio hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario